Ayer prometía que os desvelaría detalles de cómo se organizó “Una patria, una tierra y un alma”. El resultado final es de sobra conocido, por lo que en este post trataré de contaros como se gestó un acto en el que los protagonistas fueron unos versos que emocionaron a un rey (El Comercio) y que llenaron el Auditorio de gente y “espacios de luz” (La Nueva España).

La maquinaria se puso en marcha el 9 de marzo, exactamente seis semanas antes del gran día. Previamente se había elegido el lugar del evento, confeccionado el listado de asistentes y diseñado la invitación, entre otras tareas. Precisamente quería hablaros del tarjetón que se envió a los invitados, pues incluye varios aspectos que me parecen interesantes. Por un lado, la decisión de incorporar el árbol que protagoniza la portada del libro en la invitación. Aunque puede parecer un detalle nimio no lo es, pues aporta ese toque de distinción y de esencia que se busca, es en definitiva, la mejor carta de presentación del evento. No sé si os ocurre lo mismo pero le doy mucha importancia a lo que me transmite una invitación. Solo con verla ya me puedo hacer una idea de si me va a interesar o no. Valoro también la personalización porque es a mí a quien invitan y no a cualquiera que pueda encontrar el tarjetón en la calle, sin olvidar la importancia de indicar la duración del acto. También considero acertado haber informado a los invitados de que los beneficios del libro se destinarían a obras de carácter humanitario, que no ocurra como en Los Goya cuando nos enteramos semanas después de que el zapato gigante que firmaban los actores tenía fines benéficos.

Las invitaciones se enviaron el 25 de marzo, siendo la primera en salir la dirigida a los Reyes Don Felipe y Doña Letizia, a quienes se dedica el poema central de la obra.  Hasta el 6 de abril los invitados podían confirmar su asistencia en los teléfonos indicados. En ese mismo momento se abrió la taquilla, pues se asignaron las localidades para facilitar así la asistencia y conocer en todo momento el aforo. No se pueden correr riesgos. En este punto es de gran utilidad disponer de una base de datos actualizada que incluya el asiento que ocupa cada invitado.

Llega el día de la presentación y han retirado su localidad de asiento 1.500 personas. El trabajo está hecho: se elabora el vídeo que os mostraba ayer con imágenes de Asturias y melodías de Karl Jenkins, Xuaco Amieva y Leonard Cohen, se contacta con los medios de comunicación…  Solo falta la escenografía. Se opta por una puesta en escena minimalista para que ningún elemento distraiga la atención de lo realmente importante que es el vídeo y las palabras de las cuatro personas que intervienen en la presentación junto a Graciano, que son Ana de la Calle (Ediciones Nobel), Teresa Caso (Fundación Princesa de Asturias), Xuan Bello (prologista) y José Luis García Martín (Revista Clarín). Un atril, cinco sillas, varias mesas, una pantalla y hortensias fueron suficientes para crear una atmósfera que solo los que allí estuvieron podrían describir. Con el permiso de Paco Pevida Suárez aprovecho para compartir el mensaje que me escribió en el post de ayer:

… “El resultado lo disfrutamos en directo y pudimos ser notarios del éxito. Yo particularmente pude disfrutar junto a una hermana, dos amigos y mi mujer de lo que más que una presentación de un libro de poesía, fue un espectáculo, una “performance” casi teatral con una obertura vídeo musical maravillosa y un último número entrañable con las palabras del autor. Todo perfecto

Destacar por otra parte la puesta en escena del alumbramiento en sí: el escenario. Sencillo, conciso pero elocuentisimo donde brillaron con luz propia los cuatro personajes o mejor dicho, las cuatro personas que componían el atrezzo. Magistral, inconmensurable la presentadora del acto, creo que se llama Ana y es la directora de la editorial Nobel, con una claridad de ideas, con una dicción y locuacidad perfecta, nos introdujo en materia con un discurso sencillo pero documentadisimo, con un simple guion pero sin leer ningún texto preparado de antemano, lo cual para mí fue alucinante, estuvo impecable.

La siguió el poeta Xuan Bello, prologuista del libro, quien de forma escueta pero concisa nos contó anécdotas y chascarrillos muy interesantes.

La intervención de la señora Teresa, compañera entrañable de Graciano en la Fundación desde hace muchos años y receptora de los papeles, servilletas y/o tarjetas de visita donde el autor iba pergeñando “cosines” tuvo la ocurrencia de ir pasándolas a limpio, ordenándolas y guardándolas hasta que, un buen día, se le ocurrió encuadernarlas y regalárselas, en forma de libro con una dedicatoria: “Este es el libro de tú vida”, y vaya libro

Después vino el aporte critico. La explicación y el juicio del profesor, del maestro y crítico literario, creo que se llama Jose Luis, el cual relató a los casi 1.500 amigos de Graciano que nos encontrábamos abarrotando el Auditorio ovetense, cual notario, para dar fe de que lo que estaba aconteciendo era una realidad, de la calidad literaria del libro, lo que significaba en cuanto a la poesía que contenía y la importancia que para el autor, un periodista que solo juntaba palabras que le traía el viento y con las cuales había redactado los versos y la poesía que da título al libro, la cual estaba dedicada a su Majestad el rey de España Felipe VI y a su esposa la Reina Letizia.

Una mesa con cinco sillas y un atril era todo el atrezzo del escenario. Suficiente. La verdadera esencia del alumbramiento estaba en el carisma y los corazones de las personas los cuales con sus palabras nos iluminaron y, por si ello a alguien le pareciera poco, de nuevo la señorita Ana nos anunciaba la proyección del un vídeo ilustrativo de los paisajes de Asturias complementado magistralmente con música sabiamente escogida del maestro Amieva, Leonard Cohen, etc. y el cual fue, en si mismo, un autentico éxito como lo prueba que en menos de una semana lleva ya mas de 1.600 reproducciones en Youtube”…

Por último, os dejo algunas fotos que guardo con cariño de los preparativos.

Invitaciones enviadas

Resultado final

El antes

Últimos retoques

Prueba de vídeo

El después

Espero que este análisis os sea de utilidad en vuestros próximos eventos. ¡Disfrutad del puente!