Hoy: 3 x 1. No, no estamos de rebajas en el blog. Sencillamente os traigo un resumen de dos importantes estudios presentados en los últimos días: el informe de actividad de la Asociación de Palacios de Congresos de España (APCE), el Estudio de Mercado del Club Eventoplus para 2015, así como las conclusiones del 27 Congreso OPC celebrado la pasada semana en Cartagena.

Presentación del Estudio de Mercado de Eventoplus | Jesús Antón

La conclusión no podía ser más esperanzadora: La industria de eventos ha vuelto a la senda del crecimiento. No se trata de una percepción, las cifras lo reflejan. Por ejemplo, tanto el número de eventos como el de personas que asistieron a actividades celebradas en el marco de un recinto congresual aumentó ligeramente respecto al año anterior; en concreto el incremento es de un 3% y 5% respectivamente. A ello sin duda ha contribuido el inicio de la recuperación económica pero también la apuesta del sector por la innovación y la tecnología.

Las halagüeñas previsiones del FMI, que sitúan a España como la economía europea que más crecerá en los próximos años, tampoco han pasado desapercibidas para los organizadores de eventos que ayer se dieron cita en el NH Collection Eurobuilding para conocer de primera mano las tendencias que protagonizarán los próximos meses. De hecho, según los datos que maneja la publicación que dirige Eric Mottard, las empresas destinarán un 30% más de su presupuesto a eventos. En cuanto a la ­tipología, el incremento será más notable en presentaciones de producto, eventos promocionales y formación de clientes.

Evolución eventos 2015 | Twitter Divertia Smile

Los eventos se afianzan como herramienta de comunicación en vivo que permiten humanizar marcas. Es aquí donde reside nuestro valor añadido respecto a otras acciones. No basta con tenerlo, también hay que comunicarlo. Por ejemplo, ¿de qué nos serviría tener una patente contra el sida si no informamos de su descubrimiento? En nuestro sector ocurre igual, somos los profesionales los que debemos demostrar día a día las enormes posibilidades que tiene. Este fue uno de los aspectos en los que se hizo especial hincapié en la reunión anual de los organizadores profesionales de congresos.

Inauguración 27 Congreso Nacional OPC

Además de las buenas perspectivas de futuro, todos coincidieron en señalar la importancia del binomio tecnología y experiencia. Hasta tal punto que se llegó a mencionar la necesidad de crear la figura del e-events manager, como asesor de la estrategia tecnológica del evento. Especialista o no, lo que está claro es que cualquiera no está capacitado para gestionar la comunicación online. Basta con que os deis una vuelta por vuestro timeline para daros cuenta. Además, no sé a vosotros, pero a mí un perfil con un contenido que considero inapropiado llega a hacerme que la marca o el evento me generen rechazo. Ya se sabe, “no hay una segunda oportunidad para una buena impresión”. Me refiero a que las redes sociales se han convertido en una valiosa tarjeta de presentación.

Vale, seamos realistas, la tecnología es una pieza estratégica pero no por ello podemos descuidar las relaciones humanas. Al contrario, se ha de buscar el perfecto equilibrio. ¿Difícil? Sí, pero vale la pena intentarlo.

* Por cierto, gracias a todos los que habéis compartido a través de las redes sociales lo que estaba pasando tanto en el Congreso OPC como en la presentación del Estudio Eventoplus.